Che materia stai cercando?

Riassunto esame Lingua spagnola, prof. Trovato, libro consigliato Lengua y comunicaciòn en el espanol del turismo, Calvi Appunti scolastici Premium

Riassunto per l'esame di Lingua spagnola, basato su appunti personali e studio autonomo del testo consigliato dal docente Lengua y comunicaciòn en el espanol del turismo, Calvi. Riguardante i primi tre capitoli del libro e che analizza come la lingua spagnola si sia sviluppata nel settore professionale del turismo nell’ambito dei linguaggi specialistici,... Vedi di più

Esame di Lingua spagnola docente Prof. G. Trovato

Anteprima

ESTRATTO DOCUMENTO

Hay que tener en cuenta que el lenguaje del turismo es también un medio para la comunición

profesional; es oportuno, por lo tanto, clasificar los diferentes contextos y la tipología de las

situaciones comunicativas, de acuerdo con sus finalidades pragmáticas. El nivel más especializado

corresponde a la comunicación entre los operadores del turismo, que se desarolla en las distintas

actividades profesionales y en los encuentros especializados (exposiciones, conferencias, congresos,

etc.).

En cambio, las interacciones entre los profesionales y el público se desevuelven en contextos tales

como las agencia de viajes, el hotel, la vista organizada, etc. En estas situaciones, el emisor

corresponde a una figura profesional fácilmente reconocible (agente de viaje, guía turístico,

recepcionista, camarero, etc.); el destinatario es un individuo o un grupo de individuos reales, que

son interpelados directamente por el profesional. Pero el turista, a su vez, se convierte en emisor de

una comunicación dirigida al profesional, quien deberá dar una respuesta coherente con su rol: entre

el emisor y el destinatario, no se produce una simple transmisión de datos, sino una continua

construcción negociada de significados.

En este tipo de interacciones, principalmente orales, la cortesía desempeña un papel fundamental. El

comportamiento respetuoso es algo de indispensable en el contacto con el público; al mismo

tiempo, el profesional deberá mostrarse atento a las necesidades del cliente, adoptando un tono

cortés, generador de confianza. Entre los indicadores lingüísticos de cortesía, sobresale el uso de las

formas de tratamiento: en contraste con el uso generalizado del tú que caracteriza el español de hoy

en el mundo del turismo resisten las formas de respeto usted, ustedes con las excepciones de

actividades de ocio y deportes dirigidas a un público juvenil, o de situaciones muy informales (el

personal de la compañía Vueling, por ejemplo, adopta el tú con los clientes).

Por otra parte, en el mundo del turismo asume una gran importancia la comunicación indirecta, es

decir, la que se produce a través de distintos canales (medios de comunicación, publicaciones, etc.).

El emisor de esta comunicación puede ser una agencia de viajes, una empresa hotelera o la

comunidad receptora en su conjunto. A través de esta modalidad comunicativa, se encauzan las

motivaciones que inducen al desplazamiento. Veamos algunos de sus principales canales de

difusión.

La comunicación publicitaria tiene una gran importancia en el turismo. Tenemos, por un lado, la

publicidad comercial, realizada por las agencias de viajes u otros productores de servicios

(compañías aéreas, hoteles, etc.) y destinada a la venta directa de productos y servicios turísticos;

por el otro, se sitúa la actividad promocional que llevan a cabo las instituciones (agencias

nacionales o autonómicas, entidades locales, etc.) con el objetivo de configurar la imagen turística

de un lugar, destacando sus atractivos en función de las distintas tipologías de turistas y sus

necesidades.

Además, en la industria del turismo hay una amplia variedad de textos (folletos, páginas web, guías

turísticas, revistas especializadas) que combinan objetivos promocionales y informativos. El emisor

de este tipo de comunicación puede ser una agencia, alguna institución receptora, el equipo

redaccional de una revista o el autor de una guía. En este último caso, la función informativa es

dominante, sin que se pueda descartar la finalidad persuasiva, centrada en la fuerza de seducción del

lugar turístico o en la transmisión de determinados valores: todas las guías turísticas, en mayor o

menor medida, comunican una visión del mundo y del viaje.

En cuanto al interlocutor, la actual variedad de los turismos (turismo rural, de sol y playa, cultural,

religioso, verde, etc.) impone la selección de destinatarios específicos, de acuerdo con sus posibles

deseos y motivaciones, dependiendo también de las finalidades del acto comunicativo y su

contexto. En las interacciones directas y en la comunicación de tipo transaccional, el turista es visto

5

más bien como un cliente; en la comunicación indirecta, en cambio, la caracterización del

interlocutor puede variar sensiblemente.

Uno de los aspectos más llamativos es la preferencia por la figura del viajero frente a la más

despregiada de turista, relacionada con el turismo de masas, estandarizado e irresponsable. La

elección de la forma viajero es una opción léxica recurrente en la comunición turística.

Otra estrategia peculiar de la comunicación turística, muy evidente tanto en los mensajes

promocionales como en la comunicación de tipo informativo, consiste en implicar al interlocutor en

el texto, dándole la ilusión de encontrarse directamente en el destino turístico, mediante una serie de

recursos lingüísticos entre los que destaca el uso de nosotros inclusivo, utilizado a menudo en las

descripciones de itinerarios.

Por último, hay que recordar que algunos estudios de la comunicación turística proponen un

enfoque basado en las diferentes etapas de la experiencia turística: antes, durante y después del

viaje. En la primera, la comunicación está controlada por los agentes externos (touroperadores,

editores de textos informativos, comunidades receptoras); se insiste sobre todo en el motivo de la

huida de lo cotidiano. La segunda etapa está dominada por los operadores que ejercen su actividad

en los destinos turísticos y se centra en el elemento de la renovación y el re-nacimiento del

individuo que vive la experiencia turística; en la última fase, caracterizada por la reincorporación en

la comunidad de origen, los emisores son los turistas mismos, quienes, a través de sus recuerdos y

relatos, contribuyen a la promoción turística.

1.3.1 La comunicación interpretativa

La comunicación turística oscila entre la persuasión y la transmisión de información. Por lo que se

refiere a esta última, se destacan unas técnicas especializadas emergentes, como la comunicación

interpretativa (CI), es decir, un proceso comunicativo con la finalidad de revelar el significado del

patrimonio cultural y natural, desarrollando el contacto entre el visitante y los elementos que

encuentra en el lugar turístico. Según Morales Miranda “la interpretación del patrimonio es el arte

de revelar in situ el significado del legado natural, cultural o histórico, al público que visita esos

lugares en su tiempo de ocio”.

En definitiva, se utiliza la mediación de un especialista para crear lazos de unión entre los distintos

valores del área de actuación (culturales, sociales, paisajísticos, medio ambientales, etc.) y el

visitante; como requisito indispensale, esta comunicación se tiene que producir in situ: quedan

excluidas, por lo tanto, todas las acciones promocionales o las informaciones indirectas, anteriores a

la visita. Se pretende ir más allá de una simple acción informativa, puesto que el objetivo último es

de tipo educativo.

La CI no se preocupa sólo de cuánta y qué información se transmite, sino del efecto que ésta puede

producir en el visitante: para mantener un alto nivel de atención, los temas expuestos no deben ser

muchos, y el lenguaje ha da ser accesible. La descripción del territorio y su patrimonio, de por sí,

exige un lenguaje especializado (geografía, histioria del arte, etc.); el reto de la CI consiste en

traducir este lenguaje técnico en lengua corriente, limitando el número de tecnicismos, pero sin

banalizar la información. Entre los principios más sobresalientes, podemos distinguir los siguientes:

estimular el interés y captar la atención del público, transmitir un mensaje coherente, en el que se

integran los diversos componentes del lugar (por ejemplo, paisaje, gastronomía, artesanía, etc.),

expresar un punto de vista original para crear expectación hacia la revelación final.

En otras palabras, la CI es un modelo peculiar de divulgación de conocimientos, de tipo educativo,

que se lleva a cabo en el momento y en lugar de la fruición, intentando promover también la

participación de la comunidad local. Entre las principales aplicaciones, sobresale la que se realiza

6

en el ámbito del turismo rural, especialmente vinculado a la toma de conciencia de los valores

tradicionales y del medio ambiente, con la finalidad de que el visitante se indentifique con la zona y

se sienta responsable de su futuro. Capítulo 2

Los textos turísticos

2.1 El concepto de género

El texto es considerado como una unidad comunicativa mínima, tanto oral como escrita,

caracterizada por una coherencia profunda, que depende de la intención del hablante, del contexto y

del las reglas estructurales impuestas por el sistema.

Lox textos poseen características individuales: en realidad, la capacidad humana para crear textos

coherentes no tiene límite; pero presentan también propiedades comunes, que corresponden a

modelos reconocibles. A estos modelos o clases de textos se suele dar el nombre de géneros. Cada

género discursivo tiene una determinada intención comunicativa. Son los géneros discursivos los

que distinguen una carta comercial, de una receta, una noticia periodística, un contrato, etc.

Sin duda alguna, el lenguaje del turismo se caracteriza por la presencia de unos géneros peculiares.

Además, el nacimiento de este sector profesional coincide con la implantación de un nuevo género

textual: la guía turística.

2.1.1 Los géneros discursivos

Según el lingüista ruso Bajtin, los géneros discursivos son una serie de enunciados del lenguaje

estables que son agrupados porque tienen ciertas similitudes en su contenido temático, su estilo

verbal, y su composición. Además, de acuerdo a Bajtin la variedad de los géneros discursivos es

inmensa, porque la capacidad humana para crear textos no tiene límite.

Los géneros no son textos concretos sino construcciones ideales que comparten una serie de reglas

que permiten identificarlos; que comprenden una serie de rasgos definidores y, por último, que un

texto, para ser reconocido como perteneciente a una clase determinada, debe reunir una serie de

condiciones mínimas. El debate, por ejemplo, es un tipo de interración, generalmente oral, basada

en la exposición de valoraciones divergentes sobre algún tema de interés social; el enfrentamiento

de opiniones lo distingue de otros géneros discursivos análogos como la charla, la participación

simultánea, en cambio, lo distingue de la discusión, que puede darse entre dos personas.

Bajtin distingue los géneros primarios, es decir los que se utilizan en el habla cotidiana (por

ejemplo el saludo, las conversaciones, etc.), de los secundarios, géneros más complejos que surgen

en el ámbito de la comunicación cultural, literaria, científica, etc. y que comprenden distintos

géneros primarios. Por esta razón, los géneros secundarios requieren habilidades más específicas

para poder ser comprendidos. Ejemplos de géneros complejos son las novelas, investigaciones

científicas, enciclopedias, artículos periodísticos, textos legislativos, etc.

2.1.2 Los géneros profesionales

Según Bajtin, cada sector profesional tiene su proprio género. El género discursivo se entiende

como evento comunicativo creado por los especialistas de una comunidad profesional o académica,

con una determinada finalidad. Cada género, además, está caracterizado por el uso de ciertos

recursos lingüísticos y discursivos. 7

- El género profesional nace dentro de una actividad específica; el desarrollo del periodismo, por

ejemplo, supone la elaboración de géneros tales como la noticia, la crónica, el reportaje, el

editorial, etc. La creación de estos géneros responde a las necesidades de un sector determinado.

- Cada género tiene sus propios rasgos convencionales, que permiten su reconocimiento inmediato:

una ley, por ejempo, presenta una característica subdivisión en títulos, capítulos y artículos.

- Algunos géneros profesionales pertenecen al nivel más especializado de la comunicación

profesional o científica, reservado a los expertos (por ejemplo, el artículo científico). Otros, en

cambio, son creados por los especialistas para la comunicación con el público.

- Las características de los géneros pueden variar en el tiempo, de acuerdo con el desarrollo del

sector al que pertenecen.

- Algunos géneros profesionales, como la carta o el informe, son de amplia difusión en sectores

diversos; otros son peculiares de un ámbito específico, tal como ocurre, por ejemplo, con la

sentencia en el campo jurídico. En algunos casos, las reglas constitutivas resultan muy vinculantes,

otras veces, se admite una mayor flexibilidad.

Cada género tiene sus características gramaticales, léxicas (fraseología, terminología, etc.),

discursivas (estructura, registro, etc.) y pragmáticas (relación con el destinatario, formas de cortesía,

etc.).

En el mundo del turismo, existen algunos géneros peculiares como la guía turística, los folletos, los

catálogos turísticos y las revistas especializadas.

2.2.1 Las guías turísticas

Antes de que se publicaron los primeros Baedeker, ya habían existido manuales para viajeros, que

contenían informaciones prácticas. En la actualidad, para atender a la creciente demanda de material

informativo especializado, la producción de guías turísticas ha tenido un gran incremento.

Una guía turística suele presentarse en forma de libro incluyendo los siguientes elementos:

- descripción de uno o más lugares geográficos;

- documentación práctica sobre cómo realizar la visita e informaciones diversas (hoteles,

restaurantes, medios de transporte, etc.);

- materiales complementarios (planos, fotos, dibujos, etc.).

El formato de las guías puede variar desde el librillo muy manejable hasta el volumen de gran

extensión; en cuanto al contenido, las guías pueden tratar naciones enteras, regiones, zonas o

pequeñas ciudades. El material suele estar organizado por zonas geográficas, por orden alfabético o

según determinados itinerarios. Existen también guías temáticas.

En las guías, la información práctica suele referirse a medios de transporte, alojamientos,

restauración, horarios de visitas, compras y todo tipo de consejos útiles tanto para la planificación

del viaje como durante su realización.

Hay que destacar el reciente auge de las guías visuales, que presentan dibujos tridimensionales del

interior de iglesias y otros monumentos, para que el visitante pueda orientarse mejor durante la

visita.

La selección de los contenidos y la organización de las secuencias temáticas responde a criterios

distintos, que dependen del tipo de destinatario (edad, disponibilidad económica, etc). 8

Desde el punto de vista de su función, las guías tienen una función informativa, puesto que

constituyen la principal fuente de información para el turista: pero tienen, al mismo tiempo, una

función instructiva. El destinatario ideal es el turista que viaja por cuenta propia; la utilización más

frecuente será en curso de viaje aunque no se descarta la lectura preliminar, para la organización del

viaje y la elección del itinerario, y la posterior conversión del libro en texto de consulta. El turista

que viaja en grupo necessita menos consejos prácticos, pero puede requerir informaciones generales

sobre los lugares visitados.

Por lo que se refiere a la tipología discursiva, recordemos que, desde su nacimiento, las guías han

optado por un estilo descriptivo objetivo e impersonal. En todo caso, se observan algunos rasgos

formales típicos de las guías, como el uso de estructuras impersonales que expresan obligación o

consejo (“lo mejor…es”, “es conveniente”, “exige”, etc.).

2.2.2 Los folletos de turismo

El folleto de turismo se puede presentar tanto en el formato plegable como en el de cuadernillo, sin

llegar, en todo caso, a la extensión de la guía.

Igual que las guías, este género cumple una función informativa, pero se caracteriza por el objetivo

principalmente promocional, que justifica la distribución gratuita; su leguaje, por lo tanto, está

orientado a la persuasión. El emisor puede ser una entidad pública (ayudamiento, gobierno

autonómico, ministerio, etc) o una empresa turística de cualquier tipo (hotel, restaurante, empresa

de transporte, etc); en todo caso, es esencial que sea reconocible. En términos muy generales,

podemos decir que los folletos combinan la tipología descriptiva de las guías y la función

persuasiva del anuncio publicitario.

Los folletos que editan las consejerías y los patronatos de turismo, con el objetivo de destacar los

atractivos turísticos de una ciudad, provincia o región, son los más cercanos a la riqueza informativa

de las guías. Otros desplegables proponen el plano de alguna ciudad, sugiriendo un recorrido para la

visita y una breve descripción de los monumentos principales: suelen incluir informaciones sobre

servicios de hostelería y otras direcciones de interés. En cambio, a veces se prefiere el formato del

cuadernillo.

Por lo que se refiere a los folletos emitidos por empresas privadas, el panorama es muy variado. Por

lo general, se mezclan en ellos las propiedades del anuncio pubblicitario, con su fuerte implicación

del interlocutor, y las del catálogo turístico, que presenta la información esencial sobre el servicio

ofrecido, los precios y, si procede, el programma de la excursión, viaje, etc. Pertenecen a esta

categoría, por ejemplo, los folletos distribuidos por los hoteles, que contienen las informaciones

más destacadas sobre la tipología del alojamiento, las instalaciones y los precios, además de

fotografías. A menudo, en los folletos se encuentran ejemplos de discursos orientados hacia el

interlocutor.

Otro grupo está representado por los folletos que se distribuyen en iglesias, museos, palacios y otros

monumentos, con descripciones más o menos extensas y sugerencias para la visita.

En resumidas cuentas, el género del folleto consiste principalmente en textos de carácter

informativo-publicitario. En cuanto a la tipología textual, predomina la descripción con los rasgos

persuasivos característicos del discurso pubblicitario.

Desde el punto de vista del consumo, el folleto está pensado para la fruición inmediata, el turista

menos exigente puede satisfacer sus necesidades informativas a través de estos materiales. En todo

9

caso, a diferencia de las guías, es difícil que los folletos sobrevivan al viaje; se guardarán como

recuerdo sólo los más bonitos.

2.2.3 Anuncios publicitarios

Los anuncios publicitarios constituyen, junto con los folletos, uno de los principales medios para la

promoción turística. Los anuncios tienen la función persuasiva de los folletos, pero se diferencian

de ellos por la escasez, y hasta la ausencia, de elementos descriptivos; además no están destinados a

acompañar la visita, sino que la anticipan o procuran motivarla, creando expectativas.

Los anuncios turísticos pueden dividirse en dos categorías principales:

- Anuncios emitidos por entidades públicas. Estos mensajes no están destinados a la venta

directa de un producto, sino a la promoción de la imagen de un determinado destino

turístico. El tema puede ser un evento particular (festivales, exposiciones, ferias etc.), una

ciudad, una región, una nación extranjera o parte de ella, etc.

- Publicidad comercial, que comprende los anuncios que conducen a la venta de un producto,

difundidos por agencias de viajes, touroperadores, hoteles y otras empresas turísticas.

Muchos de ellos llevan indicaciones precisas sobre los precios de paquetes turísticos y

servicios ofrecidos, y breves fragmentos que describen hoteles y otras instalaciones.

En los anuncios publicitarios, es muy frecuente la presencia de algunos verbos clave, referidos al

movimiento a través del espacio o hacia atrás en el tiempo. En realidad, en estos textos se observa

cierta preferencia por el dinamismo verbal, que remite a la movilidad. Por ejemplo, muy utilizado es

el verbo escapar, que responde al deseo de huir del estrés de la vida cotidiana. Otro verbo es venir,

relacionado con la idea de movimiento, mediante el cual el emisor expresa tanto la invitación a

realizar el viaje como la disponibilidad de la comunidad receptora hacia el turista. Otro verbo clave

es descubrir, que alude a factores motivacionales de la experiencia turística.

Además, cabe destacar la función de los deícticos, que establecen una contraposición entre el lugar

de residencia habitual y el destino turístico. En realidad, muchos anuncios publicitario establecen

una contraposición entre el aquí y el allí del lugar turístico.

Desde el punto de vista temporal, la publicidad turística corrisponde a la etapa preliminar del viaje.

Por último, recordemos que, además de los anuncios en la prensa, la publicidad turística se vale de

otros medios, como internet.

2.2.4 Catálogos y programas de viajes

Un catálogo, es una publicación que contiene la lista de los programas vacacionales ofrecidos por

agencias y touroperadores, de los establecimientos pertenecientes a cierta cadena hotelera,

etc.; cada ítem está acompañado por una breve descripción.

Si la publicidad tiene la función de influenciar la toma de decisiones del turista potencial, los

catálogos corresponden a la fase inmediatamente sucesiva, es decir, la elección del programma,

itinerario, tipo de alojamiento, etc.; excluyendo, por supuesto, el caso del viajero autónomo que

evita los paquetes preconfeccionados y prefiere diseñar programas a su medida, o salir de viaje sin

itinerarios predefinidos, con el solo ausilio de una guía. En general, los catálogos incluyen los

siguentes elementos: 10

- consejos practicos de viaje e informaciones esenciales sobre los destinos propuestos (arte, paisaje,

clima, moneda, documentación, compras, gastronomía, etc.). En la presentación de los lugares se

suelen utilizar las formas euforizantes típicas del folleto o del anuncio publicitario;

- descripción del programa de viaje o de las instalaciones turísticas que se proponen. En estos

fragmentos predominan la terminología típica de la organización turística;

- precios, descuentos y modalidades para efectuar la reserva;

- condiciones del contrato y normativas.

En comparación con los catálogos de otras categorías comerciales, en el turismo este género

presenta unas características propias. La descripción técnica del programma vacacional se lleva a

cabo de forma imparcial, con predominio de formas nominales, pero se hace recurso también a las

formas apelativas típicas de la promoción turística. Se encuentran también secuencias de tipo

instructivo y textos jurídico-normativos.

2.2.5 Artículos y reportajes en revistas especializadas

En los últimos años, se ha multiplicado la oferta de revistas especializadas en viajes y turismo, que

se dirigen, en su mayoría, al público amante de viajar, aparte de unas publicaciones para los

expertos. Dentro del periodismo, se trata de un sector emergente; el modelo de mayor prestigio está

representado por la revista National Geographic, en la que se mezclan el relato de viaje y la

divulgación científica de buen nivel (arte, historia, geografía, antropología).

Las mejores revistas ofrecen excelentes servicios fotográficos; las fotografías, en particular, se

distinguen por su calidad.

La función de estas publicaciones no es de tipo promocional sino informativo. A diferencia de las

guías, que organizan las informaciones de forma sistemática, las revistas de viajes ofrecen una

selección heterogénea de reportajes y consejos prácticos. A veces se describen lugares poco

conocidos (pequeñas ciudades, rutas temáticas, etc.) o se proponen itinerarios o soluciones de viaje,

pero también nuevas modalidades de turismo (turismo solidario, turismo activo, etc). Asimismo,

algunas revistas se plantean el propósito de informar al turista sobre las cuestiones jurídicas,

comparando precios y ofertas de los touroperadores, etc.

En los últimos años, el periodismo turístico ha tenido en España un gran desarrollo, dando lugar a

una oferta muy variada. Muchos periódicos publican suplementos semanales dedicados al turismo,

como El viajero de El País y Viajes de El Mundo; algunas revistas, como Viajes National

Geographic, Rutas del mundo y Geo, proponen grandes reportajes y relatos de viaje; otras, como

Península, se han especializado en itineriarios nacionales, mientras que una de las más recientes,

De viajes, fundada en 1999, se ofrece como in strumento esencialmente práctico; algunas como

Aire libre y Turismo & Aventura, privilegian el turismo activo en entornos naturales. Por último,

hay que recordar las revistas de distribución gratuita en los trenes (Paisajes desde el tren) o en los

aviones (por ejemplo, Ronda Iberia, editada en versión bilingüe español-inglés), de carácter

promocional. Cada revista incluye textos muy diversos, entre los que se destacan dos categorías:

- Reportajes: describen los diferentes aspectos de un lugar (historia, arte, folklore, etc.) y

suelen ir acompañados de atrayentes fotografías. Generalmente, se describe una experiencia

concreta de viaje, realizada por el equipo de redacción o por algún colaborador externo, con

una intencionalidad documental; este tipo de relato se acerca a las características formales

de los libros de viajes. Sobre todo en el caso de grandes viajes, el narrador opta por la 1°

persona (singular o plural); otras veces elige la 3° persona y una narración impersonal.

- Descripciones de itinerarios y programas de viaje: son los artículos más cercanos a la

tipología de las guías, puesto que están pensados para acompañar al turista en la visita,

sugiriendo etapas, recorridos, etc. Se diferencian de los reportajes puesto que excluyen, en

11

principio, la experiencia individual y adoptan una postura enunciativa de tipo informativo-

prescriptivo. Se encuentran tanto artículos de breve extensión, cercanos a las modalidades

descriptivas del catálogo. El discurso varía también en función de la orientació de la revista,

desde el tono más distante hasta la apelación directa, cercana al lenguaje pubblicitario.

Todos los artículos (excepto lo más breves) suelen ir acompañados por una Guía práctica, es decir,

un espacio que contine una serie de consejos prácticos, organizados en apartados como Qué se debe

saber, Cómo llegar, Qué ver, Dónde dormir, Qué comprar, Direcciones de interés, etc.). De esta

manera, podemos definir el género, caracterizado por el acoplamiento entre texto descriptivo-

narrativo y guía práctica; frente a la mayor rigidez de las guías y los folletos, se observa una gran

libertad tanto en la selección de los contenidos y su estructuración, como en la definición del estilo.

Las revistas especializadas en viajes y turismo, pueden ser leídas en cualquier momento de la

experiencia turística, aunque su misión fundamental es la de despertar interés por los viajes y dar

consejos sobre cómo realizarlos: gracias a sus potencialidades, muchas de ellas pueden ocupar un

lugar preferente en la biblioteca del viajero.

2.2.6 Otros géneros profesionales

En el ámbito de los servicios turísticos, hay una gran variedad de géneros profesionales; veamos

algunos ejemplos:

- Documentos de viaje: incluyen billetes, bonos, reservas, etc. Se trata de una comunicación que se

basa en formularios y esquemas preconfeccionados; el lenguaje está reducido a unas fórmulas fijas,

con uso frecuente de la terminología técnica relativa a la organización turística; se encuentran

también textos de tipo jurídico.

- Exposiciones orales de los guías turísticos: se acercan a las modalidades descriptivas de las guías

en pales, aunque pueden incluir preguntas y otras formas interactivas, directa a los interlocutores,

para dinamizar la exposición.

- Interacciones entre los operadores turísticos y el público: la profesionalid del operador

(recepcionista, guía, camarero, etc.) tiene que atenerse a unos esquemas discursivos en los que la

cortesía ocupa un lugar fundamental.

- Por último, existen muchos textos que el turista encuentra durante el viaje: en los medios de

transporte, en los hoteles, en los sitios turísticos, etc. El propósito es el de transmitir ciertas

informaciones o instrucciones: a diferencia de los documentos de viaje, técnicos e impersonales,

estos textos hacen un uso estratégico de la cortesía verbal. En muchos hoteles, por ejemplo, el

cliente recibe, a su llegada, una tarjeta en la que se indica el número de habitación y se añaden unas

palabras de bienvenida, informaciones sobre los servicios del hotel, instrucciones en caso de

incendio, etc.

También se hace uso, a veces, de cuestionarios evaluativos y otros textos en los que se pide al

turista que exprese su opinión sobre la calidad del servicio, la amabilidad del personal, el confort de

las instalaciones, etc.

2.2.7 Páginas web

Internet se ha convertido en la mayor agencia de viajes del mundo; de hecho, en la red se pueden

efectuar muchas transacciones que antes exigían la mediación de un operador: basta pensar en la

revolución del bajo coste en los billetes aéreos, vinculada a la compraventa on line. El internauta

puede confeccionar un viaje a su medida en todas sus fases organizativas (comprar billetes, reservar

hoteles, adquirir servicios sueltos de vario tipo) y construir una guía personal reuniendo

información sobre los diferentes lugares que se propone visitar (descripciones, planos, mapas, etc);

12

puede incluso salir de viaje con previsiones meteorológicas sobre la zona interesada. Todo esto, de

forma completamente autónoma o gracias al ausilio de intermediarios que proliferan en la red.

En efecto, en la red se pueden encontrar sitios de touroperadores, compañías aéreas, sociedades de

transportes, hoteles, instituciones (oficina de turismo, patronatos, etc.), editores de guías y revistas

de turismo: prácticamente cualquier operador turístico dispone de su propia página; existen,

además, portales de turismo y otras organizaciones especializadas en la venta de servicios on line.

En muchos casos, las páginas reproducen materiales existentes en papel, adaptados para la diffusion

telemática: algunas agencias, por ejemplo, publican sus catálogos en la red, sin introducir ningún

cambio; otras veces, se trata de materiales específicamente diseñados como hipertextos.

En la red, podemos encontrar una gran variedad de páginas como:

- Páginas relacionadas con la organización turística, destinadas a la reserva y compra de

billetes, servicios, etc.; contienen descripciones de los servicios ofrecidos, precios,

normativas, instrucciones y formularios para realizar las reservas, etc.

- Páginas de publicidad directa: anuncios, catálogos, ofertas, etc.;

- Páginas de character promocional, emitidas por diferentes instituciones, que presentan

características parecidas a los folletos;

- Páginas que difunden informaciones de interés turístico: descripciones de lugares e

infraestructuras, planos y mapas, foros de discusión entre viajeros, etc.

En resumidas cuentas, los textos electrónicos pueden sustituir contratos y otros documentos de

viaje, catálogos, folletos y materiales informativos de varia tipología y extensión.

Una página web no es un género en sí, sino un medio que recoge materiales de todo tipo; en otras

palabras un “enorme contenedor de informaciones”.

La red cumple su función informativa en la fase de preparación de un viaje; exige, por lo tanto, una

decisión autónoma por parte del turista. Asimismo, acompaña al turista en la toma de deciones y

organización material del viaje. Muchos de los materiales recogidos, además, pueden componer una

guía para llevar durante el viaje, aunque es difícil que puedan sustituir por completo las guías

tradicionales, más apropiadas, por su formato y riqueza de contenidos, para le lectura durante el

viaje.

Por último, tenemos que recordar que se ha creado en la red un espacio destinado a recoger los

comentarios e intercambios de informaciones entre los viajeros, es decir, el foro de discusión. Uno

de los primeros y más famosos es el llamado Thorn Tree: el emisor de la página se encarga de

organizar las intervenciones de acuerdo con las zonas geográficas interesadas, pero los autores de

los textos son los turistas mismos. Predominan las formas narrativas, descriptivas y

conversacionales. 13


ACQUISTATO

11 volte

PAGINE

20

PESO

110.51 KB

PUBBLICATO

+1 anno fa


DESCRIZIONE APPUNTO

Riassunto per l'esame di Lingua spagnola, basato su appunti personali e studio autonomo del testo consigliato dal docente Lengua y comunicaciòn en el espanol del turismo, Calvi. Riguardante i primi tre capitoli del libro e che analizza come la lingua spagnola si sia sviluppata nel settore professionale del turismo nell’ambito dei linguaggi specialistici, sia per gli esperti, sia per quanto riguarda la comunicazione rivolta al pubblico.


DETTAGLI
Corso di laurea: Corso di laurea in formazione di operatori turistici
SSD:
Università: Catania - Unict
A.A.: 2009-2010

I contenuti di questa pagina costituiscono rielaborazioni personali del Publisher trick-master di informazioni apprese con la frequenza delle lezioni di Lingua spagnola e studio autonomo di eventuali libri di riferimento in preparazione dell'esame finale o della tesi. Non devono intendersi come materiale ufficiale dell'università Catania - Unict o del prof Trovato Giuseppe.

Acquista con carta o conto PayPal

Scarica il file tutte le volte che vuoi

Paga con un conto PayPal per usufruire della garanzia Soddisfatto o rimborsato

Recensioni
Ti è piaciuto questo appunto? Valutalo!

Altri appunti di Corso di laurea in formazione di operatori turistici

Storia romana A-L - Riassunto esame, prof. Elia
Appunto
Riassunto esame Archeologia classica, prof. Palermo, libro consigliato Arte ellenistica
Appunto