Ominide 13147 punti

Bernabé Cobo (Lopera, noviembre de 1580 - Lima, 9 de 1657 de octubre) fue un jesuita, naturalista y escritor español.
La fecha de nacimiento de Bernabé Cobo no ha sido transmitido, pero sabemos que de su bautismo, que se llevó a celebrar los días 26 de noviembre de 1580, de acuerdo con los documentos que se encuentran en Lopera por el historiador A. Vázquez de la Torre. Era el quinto de seis hijos de Juan Cobo y Catalina de Peralta, una familia noble menor de Jaén, lo que les sostiene a través de vastas propiedades de los olivares.
El joven Bernabé creció en la finca familiar, dedicada principalmente a ocupaciones rurales que dejaría una marca indeleble en su personalidad. Su formación literaria fue sólo consentogli primaria para aprender a leer y escribir.
Como buen "Hidalgo", que no aprendió alguna de las embarcaciones, y estaba claro para él para intentar la aventura del propósito de la vida. Pensado para encontrarlo en las Américas que, a continuación, recordó muchos jóvenes como él que quieren conquistar por las armas una vida digna de vissuta.Nel 1596, fascinado por las historias y promesas de Antonio de Berrío, la vela para la isla de Trinidad junto con otros dos mil soñadores como él seguro de capturar, en definitiva, la fama y la riqueza. El despertar de muchas ilusiones era más amargo. La isla no fue capaz de alimentar a un gran número de personas tal y fue necesario evacuar una parte a las colonias Orinoco.

La transferencia no se produjo, sin embargo, con calma, porque una buena mitad de los desertores fue recibido por los nativos, los temibles "Caribe" y se encontró con la muerte, con la excepción de las mujeres que fueron esclavizados. Cobo, por suerte para él, él no era el juego y había navegado a la isla La Española donde permanecería durante un año.
Para sobrevivir, el joven aventurero participó en numerosos viajes en barcos que viajaban el Caribe, luego se trasladó a la Ciudad de Panamá en el borde del Pacífico.
En uno de estos viajes se encontró a punto de cambiar su vida. El general de los jesuitas, Claudio Acquaviva, había enviado a su agente de Esteban Páez, para visitar el Perú y éstos, que viajan con Cobo, formado una profunda amistad con el joven. Impresionado por el talento, que su personaje podría haber allanado, se ofreció como voluntario para inscribirse en el Colegio de jesuitas de Lima para continuar su educación.
Cobo aceptada con entusiasmo y, en 1599, asistió a los cursos de la prestigiosa universidad junto con los hijos de las personas más influyentes de la colonia peruviana.Inizialmente Cobo, en el Colegio de San Martín en Lima, a la espera sólo para adquirir los conceptos que faltaban para su educación elemental, pero los hábitats piadosas despertado en él una vocación que habitaban latente en su alma, y ​​que le convencieron para abrazar la vida religiosa.
Al final de los dos primeros años, por lo tanto, pidió que se quedara y unirse a la Compañía de Jesús. Aceptada por sus superiores, continuó sus estudios prescritos y, el 18 de octubre de 1603, se pronunció sus primeros votos religiosos. Se debe, sin embargo, completar sus estudios, que él estableció con ardor, asistiendo, en los años siguientes, los cursos de "Humanidades", Arte y Filosofía.
En 1609 fue enviado al Cusco, donde permaneció durante cuatro años. Durante su estancia en la antigua capital de los Incas, también se fue, en 1610, en Tiwanaku y La Paz. Mientras que el ejercicio activo de su misión religiosa, que se aprovechó de la residencia en las alturas de los Andes a aprender las lenguas locales e hizo su intérprete es del quechua, tanto dell'aymara.
Para Cusco que está atado en la amistad con Alonso Topa Atau, un nieto de la antigua regla de Huayna Capac y, a través de él, tenía acceso a los que aún se conservan celosamente las tradiciones incaicas. Mientras tanto observaba y catalogado todas las especies de animales y plantas en el país.
Después de un período en Lima, donde completó sus últimos estudios eclesiásticos, regresó en la meseta y justo a Juli en el Titicaca. Visitó Potosí, Oruro y Chucuito y pasó por todo el Collao, siempre observando cada detalle que parecía digno de mención. En 1618 se trasladó a la costa, estableciéndose en Arequipa durante más de tres años. Ellos no escaparon las curiosidades del lugar y realizaron excursiones dirigidas en Nazca, Ica y Pisco, los asientos antiguos que las civilizaciones anteriores de los Incas.
Mientras tanto, él había concebido la gran diseño de escribir una historia del Nuevo Mundo haciendo hincapié en todos sus aspectos, en primer lugar todos los historiadores, sino también poner de relieve sus características naturales, con especial atención al mundo vegetal y animal.
Después de un retorno de la meseta, por lo tanto pidió ser trasladado a México para estudiar este remoto país del que era sólo el conocimiento teórico. El padre Muzio Vitelleschi, el nuevo general de la Orden, tenía preocupaciones en este sentido, pero finalmente accedió a la transferencia y Bernabé Cobo podría salir del Perú en 1629.La estancia en México y las tierras vecinas duraría trece años hasta 1643 y estaría consagrado a la botánica y zoológica investigación, intercaladas con las investigaciones históricas de todo el alivio.
Nicaragua y Guatemala no escaparon a la ciénaga diligente investigador que, moviéndose de un lugar a otro de su orden, visitó ambos países permanecer durante siete años en Guatemala. Comentarios que él ganó hará su trabajo como cerrador fue producido originalmente en ese siglo, los temas específicos de sus estudios.
Bernabé Cobo, ya se creía en 1633 completó su investigación en los territorios de México, pero tendría que esperar muchos años antes de que tenga permiso para regresar a Perú por ahora se cree su tierra natal de adozione.Nel 1643 finalmente fue capaz de regresar a Lima. Ahora era de sesenta y tres años, pero su trabajo no había terminado todavía. El Colegio de San Pablo de Lima, su última residencia, continuó, con un vigor incansable, para mejorar y ordenar la reunión de innumerables nociones que se habían acumulado a lo largo de su vida.
Sin embargo no se detuvo la práctica de la observación directa y, en esos años, por ejemplo, se dio cuenta de las características de la corriente fría del Océano Pacífico, que más tarde sería conocido como la corriente de Humboldt.
Cobo, finalmente, murió, en Lima, el 9 de octubre de 1657. Él tenía setenta y siete años y estaba en las Indias por los sesenta. De ellos, cuarenta y ocho de ellos habían pasado en el Perú.

Hai bisogno di aiuto in Letteratura Spagnola?
Trova il tuo insegnante su Skuola.net | Ripetizioni
Registrati via email