Ominide 324 punti

“La Aurora” – Federico García Lorca


Los versos de las tres primeras estrofas empiezan repitiendo la palabra “aurora” y el primer verso de la última estrofa con la palabra “luz” que se refiere a la aurora.

Los valores que se asocian tradicionalmente con la aurora, es decir la luz, la belleza, la esperanza se sustituyen con conceptos negativos como “gime”, “nadie la recibe”, “es sepultada”.
Otros símbolos tradicionales con características negativas son las “negras palomas”, “aguas podridas”, “nardos de angustia”, “abandonados niños”, “juegos sin arte”, “sudores sin fruto”, “luz sepultada”.

Otras alusiones a la ciudad de Nueva York son las columnas (rascacielos), inmensas escaleras, monedas sin enjambres furiosos,
Números y leyes aluden al mundo financiero de Wall Street
Taladran, cadenas y ruidos se refieren al mundo mecánico de la industria y a la ausencia de silencio en la metrópolis.

El verso “por los barrios hay gentes” indica las multitudes anónimas, el progreso y la deshumanización.

También se pueden encontrar referencias al mundo de la naturaleza: cieno, huracán, palomas que chapotean, nardos en enjambres devoran, deshojados, sin raíces, naufragio.

Los dos mundos opuestos de la civilización y de la naturaleza constituyen los dos polos que rigen el poema.

El paisaje de Nueva York resulta desolador.
La negación de la aurora significa que Nueva York no puede existir con los valores que se asocian a la aurora.
No hay esperanza, no hay futuro, el hombre solo vive en un mundo donde solo importa lo material.
Los sufrimientos de los seres en el poema representan el dolor del poeta.
El adjetivo insomne se refiere a una humanidad sin sueños y sin esperanza. La metáfora “naufragio de sangre” alude a la muerte.
La idea de la muerte, física o psicológica simboliza la falta de amor en una ciudad como Nueva York.

Hai bisogno di aiuto in Letteratura Spagnola?
Trova il tuo insegnante su Skuola.net | Ripetizioni
Registrati via email