Erectus 326 punti

Augusto Monterroso y "La oveja negra"

Augusto Monterroso

Augusto Monterroso nació en 1921 en Honduras y murió en 2003 en México.
Es conocido en todo el mundo por sus cuentos y fábulas breves e hiperbreves.
Su obra principal es "La oveja negra y demás fábulas". Publicó también una autobiografía ("Los buscadores de oro"), una colección de ensayos ("La vaca") y una novela ("Lo demás es silencio").
Su composición Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí, estaba considerada como el microrrelato más breve de la literatura hasta la publicación de "El emigrante", de F. L. Lomelí.

o o o o o o

"La oveja negra"

En un lejano país existió hace muchos años una oveja negra.
Fue fusilada.

Un siglo después, el rebaño arrepentido le levantó una estatua ecuestre que quedó muy bien en el parque.
Así, en lo sucesivo, cada vez que aparecían ovejas negras eran rápidamente pasadas por las armas para que las futuras generaciones de ovejas comunes y corrientes pudieran ejercitarse también en la escultura.


Esta fábula fue escrita por Augusto Monterroso en 1969, y publicada en su libro "La oveja negra y demás fábulas", en las cuales el escritor hace una crítica al mundo contemporáneo desde una perspectiva socio-política y ético-moral.

En el cuento se puede observar la diferencia entre dos grupos de la sociedad: las “ovejas negras”, o sea la minoría, y la “ovejas comunes”, que toman un rol conductor en la comunidad. Las ovejas comunes fusilan a la oveja negra de turno, sin embargo se contradicen esculpiéndole una estatua.
Es un ambiente de odio e hipocresía, pues primero se señala el odio de las demás ovejas por lo que es fusilada y después muestran un falso arrepentimiento (hipocresía).
En esta historia se hace una representación del ser humano y de sus actos, pues en la vida real es común que una persona que sea diferente por sus ideales sea excluida de la sociedad, pero otra parte de la realidad es cuando la realidad se ve envuelta en engaños, pues aunque el rebaño se arrepintió de sus actos, no fue real su remordimiento al volver a cometer las mismas acciones. Las personas están representadas como ovejas por la semejanza que tenemos con un rebaño.

Los elementos lingüísticos predominantes son ambigüedades, omisiones, hipérboles y personificaciones.

Ambigüedades y omisiones. Cuando se dice “Así, en lo sucesivo, cada vez que aparecían ovejas negras eran rápidamente pasadas por las armas…” se puede observar que Monterroso expresa como en la historia han existido personas que se les han buscado someter, algunas por no acatan las leyes o no acataron lo impuesto y se revelaron, pero tiempo después a esas mismas personas revoltosas se les construye una estatua para recordarlas. También se omite el porque esas “ovejas negras” se levantaron en armas en contra el gobierno o en contra el gobernante y solamente se logra dar a entender que se levantaron por rebeldía.
Hipérbole. En la fábula Monterroso hace una exageración (hipérbole) en el uso de sustantivos y adjetivos para ejemplificar y enfatizar su fábulas, con ese tono de exageración se busca enfatizar: armas, ovejas negras y estatua, ya que éstos son los ejes de la fábula.
Personificaciones. Es una narración de realidad ficticia, ya que se muestra a las ovejas realizando actividades propias de los seres humanos.
 
Por una parte estoy de acuerdo con Monterroso, en que siempre deben existir personas que desean más y que no se dejen manipular y someter por las esferas de poder, aunque por quererlo conseguir se les mate, pero no concuerdo con que las mismas personas en un principio se encuentren en contra de ellos y no los apoyen por considerarlos revoltosos y que tiempo después ellos mismos los glorifiquen.

Hai bisogno di aiuto in Spagnolo per le Medie?
Trova il tuo insegnante su Skuola.net | Ripetizioni
Registrati via email